lunes, 10 de agosto de 2009

FRASE DEL DÍA

"Era muy extraño, porque yo sabía que los dos estábamos en peligro mortal. Sin embargo, en ese momento, me sentí bien. Por completo. Podía notar otra vez el palpitar desbocado de mi corazón contra las costillas, y la sangre latía"

Bella


¡Gracias Romi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada